Análisis de 2020, un año terrible que no podemos olvidar

El año 2020 no será fácil de olvidar… Por muchas razones… Y casi todas ligadas a nuestra salud, nuestro bienestar, nuestra propia supervivencia… y ligadas al medio ambiente. Fijémonos en 7 aspectos históricos que hacen de 2020 un año a tener muy presente.

1- 2020 mas masa de objetos y productos humanos que biomasa, justo este año se cruza el valor de referencia y la biosfera alberga mas antopomasa que biomasa.

nature c

nature b

nature a

2- por supuesto, 2020 es el año de la COVID 19,la mayor pandemia desde la gripe española 1,8 millones de fallecimientos


Diapositiva25

3-la Covid no vino sola, el cambio climático estaba antes y seguirá cuando la pandemia sea por fin controlada. Como prueba y recordatorio: se registró en 2020 el  record absoluto de temperatura (54,4 C) en California, el 16 de agosto, estamos en la década más cálida de la historia, y 2020 el segundo año más cálido empatado con 2019.

death valley c

4- Vivimos incendios descomunales, resultado de clima extremo y acumulación de combustible, empezamos en Australia con cenizas globales, seguimos con los incendios zombies de Siberia, los de Amazonas en una de las temporadas mas terribles que se han registrado con 2,5 millones de hectáreas quemadas… se despide con los incendios de California con imágenes inolvidables de cielos rojos en san Francisco

5- Hemos sufrido una temporada récord de huracanes en el atlántico con la mayor actividad registrada nunca (31 ciclones y 30 tormentas con nombre y 19 huracanes), y por primera vez varios medicanes o huracanes mediterráneos recorrieron esta región del planeta

6- Los suelos helados del ártico se descongelaron más rápido que nunca, y el ártico tardó mes y medio más de la habitual en re-congelarse tras el verano

articohielo-1000x666

7- 2020 es un antes y un después en la transformación global de la energía y la respuesta a la crisis climática. Probablemente el pico de la demanda de petróleo se haya producido en 2019, pero en 2020 paises que representan el 70 por cien del PIB mundial han expresado su voluntad de alcanzar la neutralidad climática en 2050-2060.


Mientras todo esto ocurre, la cumbre anual de clima que debía celebrarse en 2020, la COP 26 de Glasgow, se traslada a 2021. Y mientras todo esto ocurre, me diagnostican un linfoma grave e incurable y mi pequeño universo se tambalea… Paso por un calvario de semanas de hospital, quimioterapias y trasplante de medula. Pero gracias a la mucha gente buena que hay en el mundo, desde familia a médicos, desde amigos a colegas científicos o compañeros de las cometas o del deporte, mantengo el rumbo, la motivación, el foco… incluso mantengo el sentido del humor y hasta el peso corporal!

Mis penas quedan empequeñecidas en un 2020 en el que la humanidad sufre… tiemblo al ver como la pandemia y el CC golpean con especial rudeza a los más pobres, cuando veo la indefensión de los migrantes, los campos de refugiados asediados a la vez por el cambio climático, las guerras y la pandemia… cuando veo a Centroamérica devastada por un huracán tras otro, los deltas de muchos ríos que con sus gentes son devorados por mares embravecidos…

Mi salud amenazada me hace doblemente sensible a las amenazas que se ciernen sobre la salud de la humanidad, una salud estrechamente relacionada con la salud de los ecosistemas, con la salud de la biosfera… y todo ello le da un nuevo sentido a mi canal de La salud de Humanidad, a mi esfuerzo por divulgar y comunicar la ciencia… Como muchos otros científicos no puedo permanecer impasible ante la degradación ambiental y el rumbo de colisión que lleva nuestra sociedad. En octubre de 2019 doy un pase mas e inicio mis canales de la salud de la humanidad en Instagram y Youtube. Pero, ¿quien podía imaginar lo que iba a suceder con la salud de la humanidad en 2020?

41 - 2020 el año en el que tembló la salud de la humanidad

Recobro ánimos para revisar la evidencia científica tras los impactos y sus causas… y sus soluciones. Analizo y debato con todo tipo de especialistas sobre la triple crisis ambiental: cambio climatico+pérdida de biodiversidad y pandemias +contaminación. En los Y disfruto al máximo de encuentros improbables, que el confinamiento hace mas probables… y me veo reunido con directores de cine, guionistas, catedráticos, economistas, ciclistas profesionales, filósofos, artistas, virólogos, tecnólogos… Disfruto de un universo de conocimiento que alumbra soluciones impensables.

Al acabar 2020 tenemos por fin una vacuna contra la covid 19, que se suma a la autentica vacuna preventiva, la de la biodiversidad… una vacuna obtenida en tiempo récord en un año de récords y que nos habla de que es mucho lo que podemos hacer. Se pone fin, por fin, a la era Trump, y los populismos sin base científica quedan un poco mas arrinconados. Por mi parte recupero mi salud y me sintonizo con una nueva vida que aprendo a valorar como lo que es, algo único!

Mis canales de la salud de la Humanidad en las redes y mi web valladares.info tienen mucho éxito, uno de mis videos sobre la pandemia se hace viral, soy trending topic en Abril, y la asociación de periodistas ambientales me concede el premio VIA APIA 2020 a la transparencia informativa.  Mi faceta científica también avanza, con la distinción Ecosistemas-Luis Balaguer 2020 otorgada por la AEET, y con un artículo en la revista Science que sale en la portada y que es ampliamente recogido en la prensa internacional como el New York Times.

Europa ensaya un Pacto Verde, un Green Deal, un acuerdo sobre la importancia de salir de la crisis sanitaria, ambiental y económica de 2020 en clave de sostenibilidad… Se trata de un fondo de recuperación europeo con cantidades multimillonarias también de récord, y con un sello verde apoyado incluso por partidos y opciones políticas normalmente alejados del ambientalismo. En España se avanza en una transición ecológica con énfasis en el largo plazo, con visión de décadas, algo tan imprescindible como impensable en agendas típicamente cortoplacistas. Los mares pasan de ser tan solo la diana del cambio climático, la sobrexplotación y la contaminación, a ser una motivadora fuente de soluciones

No todo es un baño de buenas noticias… el camino es largo y duro, hay mucho trabajo y muchos ajustes que hacer… empezando por las fuertes contradicciones de querer mantener un sistema socioeconómico que no es compatible con la salud de la humanidad.

colapso

Hay científicos que hablan, que hablamos, de colisión y colapso. De hecho, hay toda una línea de trabajo sobre colapsología que analiza las circunstancias  históricas y ambientales de las colapsos sufridos por las distintas civilizaciones humanas. Se habla de adaptación profunda, de cambios radicales… La verdad es que tenemos el conocimiento, pero nos falta madurez social y valentía colectiva. Nadie quiere repetir un 2020. Para evitarlo hay mucho que hacer, revisar, pensar y decidir… Pero me caben pocas dudas de que vamos a ser capaces de encarrilar esta segunda década del siglo XXI.